Inicio Alacant FUNDACIÓN LUCENTUM | Zapata es cesado

FUNDACIÓN LUCENTUM | Zapata es cesado

22
0
Compartir

Era un secreto a voces, que finalmente se ha confirmado. Miguel Ángel Zapata ha sido cesado como entrenador del primer equipo masculino de la Fundación Lucentum. El principal señalado por el devenir de los acontecimientos en el Ferrándiz ya está fuera del club, al que llegó para cerrar la temporada 2015-2016 tras el cese de Kuko Cruza. Temporada y un cuarto, con el mismo final: su equipo eliminado en la primera ronda de los PlayOff por el ascenso a Oro.

El principal señalado, pero no el único. Las dos últimas campañas, las plantillas lucentinas han sufrido carencias que han acabado por salir en la parte decisiva de la temporada. El denominador común ha sido el poco acierto con los fichajes americanos. Si Marco Porcher ni Russell Byrd cumplieron con las expectativas el pasado año, este curso han sido Dionte Ferguson y Michael Balogun los que no han estado a la altura en este aspecto. El primero, bajando sus prestaciones de 21′ en Liga Regular, promediando 8,8 puntos por partido, hasta 13′ en postemporada, en los que anotó 1’8 tantos por encuentro. Balogun se convirtió en un jugador residual, tras casi llegar a los veinte minutos por match en Liga Regular.

Tampoco ha convencido una de las apuestas de continuidad de la pasada campaña, Jon Ander Aramburu, el único superviviente de la plantilla que cayó ante Tarragona el pasado curso. El vasco no estuvo tampoco acertado, ni tuvo protagonismo en PlayOff. Pasó de 17′ por encuentro en Liga Regular, a solo 9′ en postemporada, bajando su producción ofensiva casi 6 puntos. Minutos que han acabado por sobrecargar a los jugadores que sí han cumplido con las expectativas, como Álvaro Lobo, que asumió más tiempo en cancha, o un Guillermo Rejón incombustible, que se fue hasta 38′ en el último encuentro de la serie ante Valladolid.

Precisamente es este nombre, el de Rejón, al que todos señalan ahora. Tras la marcha de Zapata, hay quien cree que los ceses van a continuar, y que el madrileño puede asumir responsabilidades en la directiva, si es que finalmente decide colgar las botas. Desde luego, el nombre del pívot lucentino se presenta por sí solo, y podría ser clave en la construcción del Lucentum 17/18. Será el tiempo el que confirme este extremo, aunque lo primero será recapacitar el equipo que la directiva quiere de cara al próximo curso, con un entrenador acorde a los deseos de juego de los rectores del club.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here